COMPARTIENDO EXPERIENCIAS SOBRE EL DERECHO HUMANO A LA TIERRA

NOTA CONCEPTUAL

El reconocimiento y ejercicio del derecho a la tierra es primordial para el ejercicio de los derechos humanos, incluyendo el derecho a la vida, el derecho a la alimentación, a la vivienda, el agua, la salud, el trabajo y un nivel de vida adecuado. En un contexto en el cual se han incrementado las presiones al acceso y la calidad de la tierra, incluyendo el incremento de desplazamientos, adquisiciones agrícolas en gran escala por inversionistas, la utilización de la tierra para cultivos comerciales y la degradación ambiental, y los daños causados por multinacionales, entre otros, el reconocimiento al uso y la gestión de la tierra y los recursos naturales son necesarios para la realización de los derechos a un nivel de vida adecuado. Este problema ha afectado de manera especial a los campesinos y otras personas que trabajan en las áreas rurales, profundizando la situación de extrema pobreza de millones de personas, tomando en cuenta que 75% de la población que vive en extrema pobreza vive en las zonas rurales. El Relator especial sobre el derecho a la alimentación señaló que “el acceso a la tierra es uno de los elementos necesarios para erradicar el hambre en el mundo.”

Varios instrumentos internacionales hacen referencia a la tierra, y al derecho a la tierra, incluyendo el artículo 11, párrafo 2 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y culturales, así como el artículo 14 párrafo 2g) de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y Observaciones generales de varios órganos de tratados. Asimismo, el Acuerdo 169 de la OIT sobre pueblos y tribales, y la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos indígenas han reconocido el derecho a la tierra. Asimismo, los mecanismos regionales de derechos humanos se han ocupado de las cuestiones relacionadas con la Tierra. Directrices adoptadas en negociaciones internacionales de la FAO también han incluido este derecho. Sin embargo existe aún una brecha normativa en el derecho internacional de derechos humanos con relación a los derechos de las comunidades rurales no indígenas que carecen de garantías sustanciales para la protección al acceso a las tierras. Una Declaración de los derechos de los campesinos y otras personas que trabajan en las áreas rurales constituirían en un avance importante en esta materia.

A fin de contribuir al debate sobre la importancia del derecho a la tierra, y en seguimiento y complementación de previos eventos y talleres, el evento paralelo busca brindar un espacio de discusión sobre la aplicación práctica de este derecho. En la presentación se expondrán los logros y desafíos de la implementación del derecho a la tierra en la experiencia de Bolivia y otras experiencias, tanto desde el punto de vista de los campesinos, como desde el punto de vista académico y político. Consideramos que una discusión sobre la aplicación práctica del derecho a la tierra, puede contribuir en el diálogo sobre un fortalecimiento del derecho internacional a fin de proteger efectivamente los derechos individuales y colectivos de los campesinos y otras personas que trabajan en las áreas rurales.

Informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navanethem Pillay, 2014. Doc. E/2014/86

Centre on Housing Rights and Evictions (COHRE), Housing and Property Restitution for Refugees and Displaced Persons, 3-5 (2007)

Comisión de Derechos Humanos, Informe del Relator Especial sobre el derecho a la alimentación, Jean Ziegler, 2002, Doc. A/57/356

OHCHR, Land and Human rights, Annotaded Compilation on Case Law, 2015

FIAN. Nota informativa. El derecho a la tierra y a otros recursos naturales. Sofia Monsalve Suarez, 2015.

Taller de la Academia de Ginebra, Noviembre 2016

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*